UNIVERSIDAT REFIRMA A VADA D’AMOSTRANZAS MEYAS D’ISTA SEMANA

UNIVERSIDAT REFIRMA A VADA D’AMOSTRANZAS MEYAS D’ISTA SEMANA
Dende o sindicato estudiantil Universidat-Estudiants Independentistas y Revolucionarias d’Aragón refirmamos a convocatoria de vada estudiantil en amostranzas meyas os venients diyas 5,6 y 7 de febrero. Entendemos que a luita contra a LOMCE debe dar un trango más y planteyar-se como una rebelión con movilización de contino frent a as imposicions d’o gubierno. Se tracta de bella cosa esclatera que a nueva lei planteyada s’ha feito baixo a perspectiva ideolochica d’o neoliberalismo que esca reducir a intervención de l’Estau a un mero servilismo a os intreses mercantilistas y financieros, en iste caso mediante a cosificación d’os contenius educativos y a introducción (y fundamentación) de criterios cuantitativos que guiden o proceso d’amostranza.
A clamada Lei Wert u LOMCE suposa uno d’os más brutals enristes contra o sistema educativo publico que ha conoixiu a sociedat y que hue se mete en periglo de total esboldregue no nomas por o conteniu d’ista lei sino por o proceso y as posibilidatz que ubre t’a progresiva privatización d’o sector. O gubierno d’o PP ha fabricau una educación publica a mida d’os intreses d’as interpresas y d’un mercau insaciable que esca por totz os meyos man d’obra barata (de valdes) con a que puyar os suyo esquimen. T’a Lei Wert a educación no ye atra cosa que un factor más a tener en cuenta t’amillorar a competitividat d’as interpresas en o mercau internacional, ta ello s’acotolan d’os programas educativos asignaturas alazetals que empentan o esprito critico, s’elitiza y disgrega a l’alumnalla y se condena a gran parti d’o estudiantau (por motivos obvios os de clase treballadera) a una formación inferior, practica y desligada d’a cultura cheneral y a profundización teorica. En finitiva, condena t’a mayoría d’o estudiantau de clase treballadera a estar mera mercancía (más tempranamente) d’a patronal.

Bellas d’as modificacions más graus son:

– S’acotola con qualsiquier atisbo de democraticidat que pudiese existir en os centros educativos; a figura d’o director (formau tecnocraticament) adquiere un gran poder sobre o centro a la hora de dirichir-lo en detrimento d’o Consello Escolar que queda reducido a un mero organo consultivo. 

– Os centros de secundaria tendrán cierta «autonomía» ta decidir sobre as asignaturas y as modalidatz de Bachiller que imparten lo que de facto significa que a inmensa mayoría d’institutos, cheneralment faltos de financiación y que en Aragón gosan estar muit chicorrons, opten por amostrar unicament os chenerals excluyendo a ufierta y condenando a os estudiants con atras perspectivas a tener que ir-se t’atro centro y desplazar-se (si ye que en pueden). Isto conlleva, chunto con a reestructuración curricular, a que, por eixemplo, asignaturas como a filosofía  u a historia queden marchinadas de traza espectacular, a que desapareixcan en a practica bells bachillers y, en cheneral, a despidos masius de profesors y reducción d’a ufierta educativa.

 

– S’empenta o nacionalismo espanyol blindando a educación en castellano y atentando contra as competencias d’as comunidatz en materia d’ordenación lingüistica y de cooficialidat en a educación. 

 

– Se reintroduce a revalida franquista como metodo de segregación y encaminamient d’os estudiants t’a elitización d’a educación. Se leva a cabo con una prueba en tercero d’a ESO que se suma a as que (s’introducen) deben fer-se a final de cuarteno t’aprebar o graduau y a final de 2º de BTO t’aconseguir o titol de bachiller. 

 

– Baixo a egida d’a supuesta «autonomía» d’as universidatz les ne da a capacidat de admisión d’o estudiantau, un amplo marguin que en a practica se concretará atendiendo a criterios unicament mercantils tals como; o bachiller trigau, as notas en asignaturas instrumentals, o numero y puesto d’anyos treballaus… lo que suposa a todas luces de nuevo a división social y o impedimento ta gran parti d’as clases populars t’acceder a l’amostranza superior. 

 

– Legalización d’os centros privaus que disgregan a os alumnos en función d’o sexo y un aumento important d’o paper d’a educación privada a totz os rans. 

Por tot ello entendemos, y dado que ista lei ye atro ferramienta más d’as oligarquías ta someter t’a clase treballadera, que a luita contra la LOMCE ha d’estar a dya de hue a punta de lanza d’o movimiento estudiantil pero que iste no s’ha de cenyir a una mera negación d’a mesma sino que ha de constituyir-se propositivament optando, sin dilación, por una salida revolucionaria y socialista como unica traza de rematar con as continas enrestidas a os nuestros dreitos que somos sufrindo como clase.
wert
__________________
Desde el sindicato estudiantil Universidat-Estudiants Independentistas y Revolucionarias d’Aragón apoyamos la convocatoria de huelga estudiantil en enseñanzas medias los próximos días 5,6 y 7 de febrero. Entendemos que la lucha contra la LOMCE debe dar un paso más y plantearse como una rebelión con movilización continua frente a los imposiciones del gobierno. Se trata de algo claro que la nueva ley planteada se ha hecho bajo la perspectiva ideológica del neoliberalismo que busca reducir la intervención del Estado a un mero servilismo a los intereses mercantilistas y financieros, en este caso mediante la cosificación de los contenidos educativos y la introducción (y fundamentación) de criterios cuantitativos que guíen el proceso de enseñanza.
La llamada Ley Wert o LOMCE supone uno de los más brutales ataques contra el sistema educativo público que ha conocido la sociedad y que hoy se pone en peligro de total derrumbe no sólo por el contenido de esta ley sino por el proceso y las posibilidades que abre para la progresiva privatización del sector. El gobierno del PP ha fabricado una educación pública a medida de los intereses de las empresas y de un mercado insaciable que busca por todos los medios mano de obra barata (gratuita) con la que aumentar sus beneficios. Para la Ley Wert la educación no es otra cosa que un factor más a tener en cuenta para mejorar la competitividad de las empresas en el mercado internacional, para ello se eliminan de los programas educativos asignaturas básicas que fomentan el espíritu crítico, se elitiza y disgrega a los alumnos y se condena a gran parte del estudiantado (por motivos obvios los de clase trabajadora) a una formación inferior, práctica y desligada de la cultura general y la profundización teórica. En definitiva, condena a la mayoría del estudiantado de clase trabajadora a ser mera mercancía (más tempranamente) de la patronal.
Algunas de las modificaciones más escandalosas son:

Se acaba con cualquier atisbo de democraticidad que pudiera existir en los centros educativos; la figura del director (formado tecnocráticamente) adquiere un gran poder sobre el centro a la hora de dirigirlo en detrimento del Consejo Escolar que queda reducido a un mero órgano consultivo. 

Los centros de secundaria tendrán cierta «autonomía» para decidir sobre las asignaturas y las modalidades de Bachiller que imparten lo que de facto significa que la inmensa mayoría de institutos, generalmente faltos de financiación y que en Aragón suelen ser bastante pequeños, opten por enseñar únicamente los generales excluyendo la oferta y condenando a los estudiantes con otras perspectivas a tener que irse a otro centro y desplazarse (si es que pueden permitírselo). Esto conlleva, junto con la reestructuración curricular, a que, por ejemplo, asignaturas como la filosofía  o la historia queden marginadas de manera espectacular, a que desaparezcan en la práctica algunos bachilleres y, en general, a despidos masivos de profesores y reducción de la oferta educativa.

 

– Se refuerza el nacionalismo español blindando la educación en castellano y atentando contra las competencias de las comunidades en materia de ordenación lingüística y de cooficialidad en la educación. 

 

– Se reintroduce la reválida franquista como método de segregación y encaminamiento de los estudiantes para la elitización de la educación. Se lleva a cabo con una prueba en tercero de la ESO que se suma a las que (se introducen) deben hacerse a final de 4º para aprobar el graduado y a final de 2º de BTO para conseguir el título de bachiller. 

 

– Bajo la égida de la supuesta «autonomía» de las universidades se les da la capacidad de admisión del estudiantado, un amplio margen que en la práctica se concretará atendiendo a criterios únicamente mercantiles tales como; el bachiller escogido, las notas en asignaturas instrumentales, el número y lugar de años trabajados… lo que supone a todas luces de nuevo la división social y el impedimento para gran parte de las clases populares para acceder a la enseñanza superior. 

 

– Legalización de los centros privados que disgregan a los alumnos en función del sexo y un aumento importante del papel de la educación privada a todos los niveles. 

Por todo ello entendemos, y dado que esta ley es otro instrumento más de las oligarquías para someter a la clase trabajadora, que la lucha contra la LOMCE ha de ser a día de hoy la punta de lanza del movimiento estudiantil pero que éste no se ha ceñir a una mera negación de la misma sino que ha de constituirse propositivamente optando, sin dilación, por una salida revolucionaria y socialista como única forma de acabar con los continuos ataques a nuestros derechos que estamos sufriendo como clase.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s